No existe EL interruptor diferencial por autonomasia (en inglés, RCCB, de “residual current operated circuit breaker”), sino que hay multitud de tipos distintos: de dos o cuatro polos, para corrientes de defecto tipo AC (no permitidos en Alemania), tipo A (para corrientes de defecto alternas y corrientes de defecto continuas pulsantes), tipo F (con detección adicional de frecuencias mixtas) y tipos B y B+ (sensibles a todo tipo de corrientes). Además, los interruptores diferenciales pueden funcionar con un breve tiempo de retardo, así como presentar una resistencia aumentada a la intensidad dinámica, dispararse de forma selectiva, estar diseñados a la medida de los requisitos del sector de la electromovilidad o estar concebidos para plantas industriales expuestas a riesgo de incendio. Así, no es de extrañar que resulte complicado orientarse entre tanta diversidad para encontrar el interruptor diferencial que combine de forma óptima la seguridad con la disponibilidad de la instalación.

En nuestras directrices y nuestra guía de selección encontrará una orientación fiable para elegir los interruptores diferenciales que le convienen. De forma sinóptica y en un catálogo de preguntas orientado a la práctica, le guiaremos por la amplia gama de variantes de interruptores diferenciales de los que disponemos y, al final, le mostraremos el interruptor diferencial o el grupo de productos que mejor se adapta a sus requisitos individuales. La guía de selección digital se encuentra aquí y las directrices pueden descargarse en el siguiente enlace (en alemán y en inglés):